27 feb. 2012

5. Estrés

Esta semana ha sido muy ajetreada. Ni siquiera he podido platicar con mis amigos, solo el tiempo que permanecemos en la escuela. Mi proyecto terminal ha absorbido ese tiempo, pero me lo he ganado al confiarme y no planificar mejor mis actividades además me olvidé de realizar el proyecto durante las dos primeras semanas de clases.


No sé cómo es el último año académico en otras carreras. En Diseño, lo dedicamos al desarrollo y realización de un proyecto integral, en donde es deseable aplicar todos o la mayoría de los conocimientos adquiridos a lo largo de la carrera. Hay quienes aprovechan un proyecto real en que trabajan como freelance, quienes crean su despacho de diseño si el maestro permite trabajar en equipo. También hacen cortometrajes con diferentes técnicas, o hacen libros, desde ilustrados hasta de teoría del diseño; las posibilidades son infinitas.


Mi proyecto consiste en la elaboración de la marca para un pequeño negocio que va comenzando: se trata de muñecos tejidos a crochet, o ganchillo, y accesorios con la misma técnica. También incluye la realización de empaques y un juego de memorama con los colores primarios y secundarios. Un juego didáctico para los pequeños que comienzan a aprender los colores y sea de manera divertida. Incluye muñequitos tejidos, uno de cada color, las tarjetas y el instructivo que es dirigido a los padresSe planea introducir, a un mediano plazo, otro tipo de productos como playeras con ilustración estilo kawaii (termino japonés para denominar todo aquello que causa ternura o que se ve lindo).


La verdad, estoy un poco ansiosa, preocupada. Solo tengo cuatro días para entregar todo esto y, sinceramente, voy muy atrasada. Diría que llevo un 50 por ciento, aunque temo que sea menos. Si logro el 70 por ciento, en este día lunes, estaré optimista el resto de la semana. Es cuestión de ajustar las medidas de los empaques a partir del tamaño final de los productos, y hacer algunos muñecos más. ¡Y todavía falta realizar el video de presentación! ¿Porqué llevo tan poco si, se supone, llevo un año trabajando en esto? Había comenzado a realizar un libro ilustrado pop-up, y también comencé a elaborar estos muñecos (amigurumis) para tener un dinero extra que ahorraría para la impresión de ese libro. Sin embargo, cuando observé que éstos muñequitos tenían éxito, pensé en las posibilidades que tenían para sacar mayor provecho y en seguida surgió la necesidad de una marca. Era un proyecto integral: abordaba casi todas las áreas de conocimiento aprendidas en la carrera. Decidí cambiar el libro por los muñequitos en el segundo trimestre del proyecto, por lo que me restó tiempo, aunque no demasiado como para retrasarme tanto, en gran parte fue culpa mía, he de admitirlo.


Pero dejaré de preocuparme y mejor voy a ocuparme. Como dice la frase "¿Si  un problema tiene solución, para qué te preocupas?, ¿y si no la tiene, para qué te preocupas?".

1 comentario: